Las malas cifras que deja el mercado laboral en enero  más parados y menos afiliados tras finalizar la campaña comercial de rebajas se han generalizado en toda España. Apenas los archipiélagos de Baleares y Canarias logran esquivar la subida del desempleo… pero todas las comunidades autónomas, y aquí sí, sin excepción, han perdido cotizantes en el arranque de 2018. Unas regiones han empeorado sus datos laborales más que otras en este inicio de curso. Pero Cataluña ha sido una de las autonomías que más los deteriora si echamos la vista atrás a octubre el mes en que celebró el referéndum ilegal del 1-0 y analizamos la evolución del desempleo durante los cuatro meses que dura el procés independentista en la región.

El mercado laboral catalán ha aumentado en 22.493 sus parados parados en este período. No solo es la autonomía que añade más desempleados a las ventanillas de empleo por delante incluso de Baleares, una comunidad que destruye mucho empleo en estos meses por el fin del turismo y quea ñade poco más de 20.000. Además, empeora sus propias cifras de un año atrás, de septiembre de 2016 aenero de 2017, en las que acumuló 2.842 parados.

"Es un incremento de diez veces más en el mismo periodo y está vinculado a la situación de incertidumbre que se vive allí", ha explicado en rueda de prensa Juan Pablo Riesgo, el Secretario de Estado de Empleo, tras publicar su ministerio los datos laborales de enero. La patronal turística Exceltur ya avisó que su sector iba a perder un 8,2% de empleo a lo largo del primer trimestre por la incertidumbre política en Cataluña. En porcentaje, el aumento del paro en Cataluña durante el procés es del 5,32% cuando, un año antes, era del 0,63%. Una aceleración más pronunciada que en el global del España (+1,91%) y que en las otras tres locomotoras regionales: Andalucía reduce en 5.391 sus parados desde septiembre, Madrid en 3.729 y C. Valenciana en 1.195. Cierto es que las tres aflojan sus mejoras, pero no en la misma proporción que Cataluña.

Facebook

DALE CLICK EN LIKE (ME GUSTA)