La duración de la batería y el tiempo que se pierde en la carga es una de las principales debilidades que a día de hoy siguen existiendo en el mundo de los teléfonos móviles.

Una batalla que un grupo de investigadores de la Universidad de Florida Central (Estados Unidos) podría haber ganado gracias al desarrollo de un nuevo método para fabricar supercondensadores flexibles que permiten la carga en segundos y que esta dure días.

Este nuevo proceso hace que los componentes del dispositivo sean capaces de almacenar más energía y, además, permite alargar la vida útil de la batería, ya que admite más de 30.000 cargas sin que haya degradación, tal y como explican desde Engadget.

Esta tecnología, que ya ha sido empleada con éxito en memorias de ordenadores, cámaras de alta precisión o coches híbridos, se caracteriza por contar con una densidad energética mucho mayor a los condensadores actuales.

De esta forma se solventan varios problemas a la vez. Las baterías actuales cuentan con componentes que empiezan a degradarse al año y medio de vida. Estos supercondesadores, con una vida útil mucho mayor, podrían sustituir a las baterías actuales, aunque cuentan con un inconveniente, su tamaño, más grande.

  • El objetivo es ahora reducir el tamaño. Para ello, los expertos de la Universidad de Florida Central están realizando pruebas con nanomateriales para adaptarlos a los actuales smartphones.
  • Investigadores han desarrollado una tecnología a base de supercondensadores. Permiten la carga de un móvil en segundos y que la batería dure días sin necesidad de una nueva carga.
  • Además, alargan la vida útil de las baterías actuales, que empiezan a degradarse a los 18 meses.

Facebook

DALE CLICK EN LIKE (ME GUSTA)